viernes, 20 de septiembre de 2013

Recordando cumpleaños

Como me muevo en días de cumpleaños y celebraciones blogueras, me he acordado que hay unas cositas que aún no os había enseñado. En concreto los regalitos que hice para el cumpleaños de mi amiga Bea, que fue en Junio.

Su chico le organizó un fin de semana sorpresa y nos llamó a sus very best friends para que fuésemos a celebrarlo. Ella no sabía nada de nada y fue una pasada. Yo sólo pude ir un día, y allí ya estaba el resto, y cuando llegué sigilosamente y me metí en su cocina... ja,ja, esa cara no se olvida. 

Fue un gran reencuentro, hacía meses que no nos veíamos. Pero a pesar de las distancias, la amistad se mantiene, y eso es lo que cuenta.

Pasamos un día genial, con churrascada, tartas y rodeadas de nuestros niños, que también lo pasaron pipa.

La llamada de Sergio me cogió un poco de sorpresa, coincidió con final de curso de Iago y sus exámenes, problemas de salud de familiares, mi sobrinita recién nacida antes de tiempo... hasta el último momento no sabía si iba a poder ir. Así, que aunque en mi mente se amontonaban muchos planes creativos para el evento, no tuve el tiempo que me hubiese gustado para hacer cositas lindas.

Pero como no podía ir con las manos vacías, me puse las pilas.

Para todas y para el organizador del evento, unas libretitas alteradas.
 
Antes


Después


Y para la cumpleañera un álbum y una tarjetita.



Y como tenía un espejo alterado muy sencillito guardado y que aún no tenía dueño, pues pensé que esa era el mejor momento para darle un hogar definitivo. Me hubiese encantado darle unos toquecillos más de decoración, pero no hubiese llegado a coger el tren.


Para presentar los regalitos, el fantástico y milagroso papel de embalar (que hace que todo quede bonito) con cuerda, tags y un poco de washi.




Ah, y para las y los peques.... unas chuches!!!





 Hemos intentado un reencuentro en agosto, pero fue imposible, aunque estoy segura que pronto nos volveremos a ver.








3 comentarios:

¿Te apetece comentar algo? Adelante, todas vuestras palabras son bienvenidas. Gracias.